El poder de la cultura para impulsar la innovación

Hace unos años Randy Hamlin, actual VP Business Segment Leader Point-of-Care de Philips, dio un salto en su carrera al dejar su puesto como VP of Engineering for Philips Ultrasound para desarrollar un nuevo sistema para Philips, un reto que rompería paradigmas en el sector de esta compañía.

Para alcanzar esta nueva meta, Hamlin necesitaba formar un nuevo equipo cimentado en: la innovación, la creatividad y la toma de riesgos, en el marco de una organización con muchos años de tradición. La primera pregunta que se hizo fue ¿Qué tipo de cultura quiero crear desde el día 1 para este nuevo equipo?

Hoy queremos compartir con todos los miembros de nuestra empresa y con las personas que leen este blog, algunas valiosas lecciones de liderazgo que nos deja este caso de éxito socializado por Randy Hamlin, en el artículo “Lessons in Leadership: The Power of Culture to Drive Innovation

Construyendo las bases

Hamlin empezó esta labor buscando un espacio de trabajo para su equipo que contribuyera a formar un entorno abierto y colaborativo, con el fin de minimizar las desigualdades e incentivar a las personas a interactuar y ayudarse mutuamente.

Para tal fin, creo un espacio de trabajo sin paredes, abierto, sin límites, con una mesa en el centro y puestos de trabajo individuales alrededor de esta. Gracias a esta sencilla pero efectiva acción logró mejorar la velocidad de respuesta de su equipo y tener una comunicación más directa, pues su equipo puede entablar conversaciones caminando unos pocos pasos y resolver temas del día a día sin necesidad de programar reuniones o desplazarse.

Adicionalmente, Hamlin creó un listado de afirmaciones culturales basadas en no tenerle miedo al fracaso y tener valor para probar cosas nuevas, sobre las cuales nació la cultura organizacional de su equipo. Estas afirmaciones son revisadas constantemente, discutidas con los nuevos integrantes y ajustadas, con el objetivo que todos los miembros de su equipo se sientan identificados con la filosofía empresarial, la vivan y la respiren.

El riesgo: ¿por qué no?

En la construcción de este equipo también se estableció una zona, un espacio seguro, para la toma de riesgos, con el fin de garantizar que los empleados tengan claro que la norma es ir más allá de los límites. Un tema clave en las operaciones que requieren una innovación constante.

Dar libertad a los miembros del equipo para correr riesgos es fundamental para incentivar la innovación. Evitar algo solo porque podría no funcionar obstaculiza la creatividad que tanto necesitan las empresas para cada día ser mejores para sus clientes.

Recordemos siempre preguntarnos ¿Por qué no? Dejando de lado todos nuestros miedos.

En búsqueda de la inspiración

En este punto, la enseñanza que nos queda de la experiencia de Hamlin es que para desarrollar nuevos productos o servicios en equipo es clave ver más allá del sector empresarial en el que nos encontramos y de nuestros competidores.

Buscar inspiración en las buenas prácticas de empresas exitosas de otras industrias hace que desafiemos las reglas y rompamos estándares. En este punto los invitamos a preguntarse, por ejemplo: ¿Qué están haciendo en el sector tecnología que podamos aplicar o adaptar en nuestro sector?

De la idea a la creación

Finalmente, este caso nos deja dos lecciones de liderazgo muy valiosas para compartir y aplicar con nuestros equipos:

• Como líderes debemos tener una visión inspiradora que entusiasme a los miembros de nuestros equipos para llegar todos los días a sus puestos de trabajo, con ánimo, motivados.

• Debemos tener una cultura sólida que fomente la colaboración, donde haya espacio para la diversión y que además sea tolerante con el fracaso cuando se está en el camino de la innovación.

Sebastián Echeverry, Vicepresidente Transportes Vigía.

Fuente: Tomado y adaptado a español de “Lessons in Leadership: The Power of Culture to Drive Innovation

Leave a Comment

Contáctenos

PBX: 795 74 05
Dirección: Calle 17 Nº 21 - 75
Bogotá, Colombia